CUALIDADES DEL INGENIERO COMPETENTE

 

CONOCIMIENTO BASADO EN HECHOS.

 

Una parte muy importante de la educción formal de un estudiante es la relativa a las ciencias físicas, principalmente física y química, como lo indica el número de cursos sobre estas materias que figuran en los planes de estudio de Ingeniería.

 

Para crear dispositivos, estructuras y procesos complejos, un ingeniero debe tener

un conocimiento fundamental de las leyes del movimiento, de la estructura de la

materia, del comportamiento de los fluidos, de la transformación de la energía y de

muchos otros fenómenos del mundo físico.

 

Pero el conocimiento de las ciencias físicas básicas es apenas suficiente. Si un ingeniero ha de resolver problemas, tiene que estudiar también las ciencias físicas

aplicadas y un cuerpo codificado de conocimientos empíricos.

 

El cuerpo de conocimientos relativos a "dónde" y a "cómo" aplicar los principios de la ciencia se denomina ciencia aplicada. La aplicación benéfica del conocimiento científico fundamental a los problemas prácticos del mundo, requiere algo más que la mera noción de los hechos básicos.

 

Es difícil imaginar una obra de ingeniería que esté basada por completo en los principios científicos. La mayor parte de los diseños se basan, en parte, en los conocimientos científicos y, necesariamente, en la experiencia y en la inventiva.

 

Durante muchos años, numerosas ¡deas, prácticas y observaciones, aunque no estuviesen fundadas en principios científicos, han demostrado por la experiencia que son buenas y generalmente útiles. Todo ese material se ha registrado y ha perpetuado, y constituye un acervo de conocimientos empíricos en el que se apoyan extensamente los ingenieros.

 

Los cursos sobre el diseño y el proyecto en la ingeniería tratan principalmente de la aplicación de las ciencias y los conocimientos empíricos a la resolución de problemas, así como al desarrollo de métodos y técnicas para tal resolución.

 

ESPECIALIZACIÓN EN LA INGENIERÍA.

 

En la práctica se acostumbra adquirir especialización en cierto grado, sobre todo porque se requieren grandes y substancialmente diferentes cuerpos de conocimiento para resolver distintos tipos de problemas. Es inevitable tener alguna especialidad.

Aunque la especialización, según las líneas tradicionales, es todavía común en la

educción en ingeniería, la mayor parte de los problemas encontrados en la

práctica requieren del conocimiento de dos o más de las ramas tradicionales de la

ingeniería.

 

Como resultado, un ingeniero debe trabajar con frecuencia en estrecha colaboración con otros ingenieros de especialidad diferente a la suya, y él mismo tiene que emplear conocimientos de otras ramas de la ingeniería. Por lo tanto suele darse cuenta que en el trabajo real su conocimiento debe traspasar las fronteras tradicionales de su especialidad.

Existen diferentes aspectos importantes, no técnicos, del desarrollo intelectual de un estudiante de ingeniería. Para ser profesionalmente competente, su caudal de conocimientos debe extenderse más allá de las ciencias físicas y la ingeniería.

Debe abarcar materias tales como economía, teoría del Gobierno, Psicología,

Sociología y Humanidades. Esta aptitud de conocimientos es importante por diversas razones:

 

• Se deben conocer los "hechos económicos de la vida". Para que un ingeniero sea apreciado debidamente por quien lo emplee y sea de provecho para la sociedad, tiene que darse cuenta de la importancia y los aspectos intrincados de las utilidades o ganancias, costos, relaciones entre precio y demanda, rédito a la inversión, depreciación, cargos por interés sobre el capital y otros asuntos económicos. Constantemente se verá

envuelto en decisiones económicas.

 

• Debe darse cuenta de las contribuciones que pueden hacer personas de otras disciplinas y campos, además, tiene que ser capaz de hablar con ellos inteligentemente; de trabajar con ellos y de entender sus problemas.

 

• Una educación superior es una preparación para algo más que tener un medio de vivir; es una preparación para vivir. En consecuencia, los estudios de un ingeniero no deben concentrarse enteramente en la ciencia y la ingeniería.

 

• La educación amplia, prepara y motiva para mostrar un verdadero interés por la sociedad en la que influirá mediante las obras realizadas; no hay argumento más poderoso para extender la educación de un ingeniero a las humanidades y las ciencias sociales.

 

• HABILIDADES DEL INGENIERO.

 

El proceso llamado diseño, es el procedimiento general por el que se convierte el

enunciado vago de lo que se desea, en el conjunto de especificaciones de un sistema que sirva para el propósito deseado. El diseño es la parte medular de la ingeniería; todo lo que se efectúa para resolver un problema se hace mediante ese procedimiento.

La idoneidad que se tenga en el diseño dependerá grandemente de la capacidad inventiva, de modo que esta es también una importante cualidad.

 

Un método para predecir el funcionamiento de las soluciones alternativas es el uso

del criterio personal, otro son las matemáticas y otro más la simulación, es decir la experimentación en que se utiliza un substituto del objeto real.

 

Se tiene que experimentar, lo que significa que hay que saber cómo preparar un

experimento con el fin de obtener una cantidad máxima de información confiable con un mínimo de tiempo y costo. En la experimentación y en muchas otras fases del trabajo habrá que utilizar la destreza o habilidad de medición.

 

Muy relacionada con la medición y la experimentación está la aptitud para deducir conclusiones inteligentes a partir de observaciones. Aun cuando las mediciones son de naturaleza simple, la acertada interpretación de ella no es tan directa como podría creerse. La tendencia poco sana a deducir conclusiones incorrectas que se tiene por naturaleza, es probable que persista hasta la práctica de la profesión, a menos que se adiestre a la mente para combatirla. Para ello, es muy importante aprender a conocer las diversas fuentes potenciales de error que intervienen en el proceso de deducir conclusiones, las limitaciones de las muestras pequeñas, el papel que juegan el azar, la incertidumbre y los prejuicios, y la importancia de evaluar cuidadosamente la confiabilidad de la evidencia disponible.

 

Una computadora digital e suna poderosa herramienta práctica. La habilidad para utilizarla, para manejar la regla de cálculo y otros medios auxiliares semejantes,

constituyen la habilidad en la computación o cálculo. Siempre se busca la solución óptima. La optimización es un término que se aplica al proceso de alcanzar la solución óptima; la destreza o habilidad a este respecto es ciertamente importante.

 

A medida que se acrecientan los cúmulos de conocimientos disponibles, también aumentan la deseabilidad y la dificultad en la búsqueda de información relativa a un problema. Por lo tanto, cada vez es más importante el poder utilizar eficazmente las fuentes de información.

 

La habilidad de pensamiento no deberá desperdiciarse en ningún trabajo que se

realice. Una de las principales metas de una educación en ingeniería, es el vigorizar las aptitudes de razonamiento, análisis y otras capacidades mentales.

 

Uno de los objetivos esenciales en la educación de la ingeniería es el contribuir al

desarrollo de las habilidades del pensamiento.

 

No hay que subestimar la importancia de la aptitud en la comunicación. Se debe

ser capaz de expresarse clara y concisamente si se aspira a ser un buen ingeniero. La aptitud de la comunicación comprende la capacidad de expresarse matemática y gráficamente. La destreza en la expresión gráfica, que es la capacidad de presentar información en forma de dibujos, esquemas y gráficas, es esencial para una buena expresión de las ideas.

 

La capacidad de trabajar eficientemente con otras personas es de importancia

obvia. La práctica de la ingeniería comprende muchas relaciones con numerosas

personas.

 

• Actitud del Ingeniero.

 

Ciertas cualidades que deben emplearse en la resolución de problemas no son ni conocimientos de hechos reales, ni habilidades. En conjunto constituyen lo que se

describe mejor como una actitud o punto de vista del ingeniero.

 

Cultivar una actitud interrogante y una curiosidad del cómo y el por qué de las cosas permitirá a los ingenieros obtener mucha información útil y numerosas ideas aprovechables. El dudar de diversos hechos, requisitos, características etc. para

hacer que se prueben por sí mismos, especialmente cuando son asuntos o conceptos muy arraigados, realmente puede resultar muy provechoso.

 

Además habrá que afrontar muchas situaciones que deben su existencia a la costumbre más que a la razón. Al hacer frente a prejuicios, presiones y tradiciones, hay que esforzarse en tener objetividad al realizar evaluaciones y tomar decisiones.

 

Se espera que un ingeniero asuma una verdadera actitud profesional hacia su trabajo, hacia la gente a la que sirve, hacia sus colegas etc, en la manera tradicional de las profesiones. El verdadero profesionista sirve a la sociedad como un experto en relación con un cierto tipo de problema relativamente complicado.

 

La obligación profesional comprende algo más que limitarse a vivir de acuerdo con la confianza depositada por aquellos a quienes sirve y que resultan afectados por las obras realizadas. Incluye también:

 

• Insistencia en considerar a fondo un proyecto hasta tener una solución bien fundamentada.

 

• El deseo de sostenerse en esa solución, con el objeto de aprovechar la experiencia que tuvo con ella.

 

• La firme voluntad de mantenerse informado de las mejores prácticas o procedimientos y de los últimos adelantos, y utilizarlos.

 

• Un sentido de responsabilidad hacia los colegas que se manifiesta en las acciones.

 

• Mantener en estricta reserva las ¡deas no patentadas, los procesos secretos, los métodos de características únicas o especiales etc.

 

• Un anhelo de contribuir al mejoramiento de la humanidad mediante obras y consejos.

Para determinar el valor que se pueda tener como ingeniero, será de mucha importancia poseer una mente abierta hacia lo nuevo y diferente. Una mente flexible es una gran ventaja. Hay que ser receptivo a las nuevas teorías, a las nuevas ideas y a las innovaciones en la técnica.

 

• CAPACIDAD PARA CONTINUAR EL AUTOMEJORAMIENTO.

 

El recibir el título de ingeniero marca solo el fin del principio. La educación formal recibida proporciona un sólido comienzo en un proceso de desarrollo a largo plazo.

A medida que el conocimiento sigue acumulándose con rapidez creciente y los problemas técnicos son cada vez más complejos, la aptitud y la inclinación a acrecentar continuamente lo aprendido en la escuela se vuelven más importantes.

 

La necesidad de mantenerse al día uno mismo es cada vez más imperiosa,

porque la rapidez con que cambian los conocimientos y las técnicas crecen

constantemente.

 

• OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN EN INGENIERÍA.

 

Los principales objetivos de la educación en Ingeniería son los siguientes:

 

1. Impartir una parte significativa del conocimiento de hechos reales que se

requerirán.

 

2. Proporcionar un buen comienzo en el desarrollo de las habilidades y las

aptitudes de la Ingeniería.

 

3. Ayudar a conformar las actitudes o puntos de vista.

 

4. Proporcionar los medios y la motivación necesarios para proseguir el

automejoramiento.

 

• VALOR DE LA EDUCACIÓN EN INGENIERÍA.

 

La familiarización de un Ingeniero con las ciencias puede concentrarse en las ciencias físicas y matemáticas, pero ciertamente no debe limitarse a ellas. Tal familiarización se debe extender a las ciencias sociales y puede comprender aún las ciencias biológicas. Así pues, la educación formal de un ingeniero, usualmente debe abarcar las ciencias sociales y naturales, la tecnología y las humanidades, y tiene que ser, por cierto, una educación muy amplia. Esto es importante, pues la amplitud de conocimientos es deseable, y en la actualidad no puede considerarse amplia una educación si no comprende la tecnología.

 

Las habilidades y las actitudes no pueden adquirirse de la misma manera que los hechos. Para adquirirlas, se requiere una disciplina mental ejercitada durante un largo tiempo. Aunque las habilidades y actitudes requieren un poco más de tiempo y esfuerzo para adquirirlas que el conocimiento de hechos reales, son igualmente difíciles de perder. Además, el conocimiento técnico y científico especializados es susceptible de volverse anticuado a medida que se hacen nuevos descubrimientos.

Las habilidades y aptitudes que se adquieren de una educación en ingeniería serán de valor en casi cualquier campo. Estos son los beneficios de "uso general".

 

• DESCRIPCIÓN RESUMIDA DE LA INGENIERÍA.

 

La ingeniería es la aplicación de ciertos conocimientos, habilidades y actitudes,

principalmente a la creación de obras y dispositivos físicos que satisfagan necesidades y deseos de la sociedad.

 

El primordial interés de la ingeniería es la aplicación, más que la generación de conocimientos.  Los ingenieros son principalmente creadores de artefactos u objetos físicos o tangibles: aparatos o dispositivos, estructuras y procesos. Son responsables de la creación de estas cosas, de su diseño y de la dirección de su construcción. Tales objetos se producen en respuesta a necesidades y deseos de la sociedad.